El fuerte terremoto de magnitud 7,2 grados en la escala de Richter se ha registrado la noche de este domingo (tiempo local de Irán) en la frontera entre Irán e Iraq, a una profundidad de 19 kilómetros, informa el Centro Sismológico Europeo Mediterráneo (EMSC).

Medios internacionales reportan que se trata del mayor terremoto en Oriente Medio, que se ha sentido en toda la región, desde el Líbano hasta Kuwait.

El terremoto se registró a 204 kilómetros al noreste de Bagdad, y a 104 kilómetros al oeste de la ciudad iraní de Kermanshaj.

Por su parte el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), señala que el terremoto ha sido de magnitud 7,2 y que el epicentro se registró a una profundidad de 33,9 kilómetros.

Hasta el momento se reportan al menos 133 muertos y centenares de heridos en Irán e Iraq, además de daños en viviendas y edificaciones.